Conversaciones con Dios 1, 2, 3 y 4

Conversaciones con Dios 1, 2, 3 y 4

Conversaciones con Dios es el nombre de una trilogía escrita por Neale Donald Walsch. Desde el lanzamiento del primer libro en 1995 han tenido un gran éxito convirtiéndose en superventas. Publishers Weekly publicó que este primer libro permaneció en la lista de los más vendidos durante 137 semanas. Cada libro ha sido escrito como un diálogo en el que el autor conversa con Dios. Walsch asegura que este diálogo está realmente inspirado por Dios.​La serie completa consta de más de 3.000 páginas en las que se tratan muchos temas (como la vida, la muerte, el amor, el sexo, la paternidad, la salud, la educación, la economía, la política, la espiritualidad, la religión, el trabajo, la física, el tiempo, las tradiciones, el proceso de la creación, nuestra relación con Dios, la ecología, el crimen, el castigo, la vida en las sociedades muy desarrolladas del cosmos, el bien y el mal, los mitos culturales,la naturaleza del amor genuino, etc.) – Wikipedia


Conversaciones con dios 1

Está usted a punto de vivir una extraordinaria experiencia. Está a punto de mantener una conversación con Dios. Sí, sí. Lo sé… eso no es posible. Probablemente piense (o le han enseñado) que eso no es posible. Ciertamente, se puede hablar a Dios; pero no con Dios. Es decir: Dios no va a contestar, ¿no es eso? ¡Al menos no en la forma de una conversación normal y corriente!

Lo mismo pensaba yo. Pero luego me “ocurrió” este libro. Y lo digo literalmente. No se trata de un libro escrito por mí, sino que me ha “ocurrido” a mí. Y cuando lo lea, le “ocurrirá” a usted, ya que todos alcanzamos la verdad para la que estamos preparados.

Conversaciones con Dios 1


Conversaciones con Dios 2

Éste es un documento extraordinario.

Es un mensaje de Dios, y en él, Dios sugiere una revolución social, sexual, educativa, política, económica y teológica en este planeta como nunca la hemos visto, y rara vez la imaginamos.

Esta sugerencia se hace en el contexto de nuestros propios deseos manifestados como habitantes del planeta. Hemos dicho que elegimos crear una mejor vida para todos, elevar nuestra consciencia, buscar un mundo más nuevo. Dios no nos condenará, no importa cual sea nuestra elección, pero si elegimos la que sugiere, Él está dispuesto a mostrarnos el camino. Sin embargo, no nos obligará a aceptar Sus sugerencias. Ni ahora, ni nunca.

Conversaciones con Dios 2


Conversaciones con Dios 3

Es Domingo de Pascua de 1994 y estoy aquí, con la pluma en la mano, como me lo indicaron. Estoy esperando a Dios. Prometió presentarse, como lo hizo en las dos Pascuas Pasadas, para iniciar otra conversación de un año. La tercera y última, por ahora.

Este proceso, esta comunicación extraordinaria, empezó en 1992. Estará terminado en la Pascua de 1995. Tres años, tres libros. El primero trató asuntos principalmente personales, como las relaciones románticas, encontrar el trabajo adecuado, tratar con las energías poderosas del dinero, el amor, el sexo y Dios y como integrarlas a nuestras vidas cotidianas. El segundo libro amplió esos temas, tratando consideraciones geopolíticas importantes, como la naturaleza de los gobiernos, cómo crear un mundo sin guerra, la base para una sociedad internacional unificada. Esta tercera parte final de la trilogía se enfocará, según me dicen, en los asuntos más grandes que enfrenta el hombre. Conceptos que tratan con otros reinos, otras dimensiones y cómo toda la intrincada trama encaja entre sí.

El proceso ha sido:

– Verdades Individuales
– Verdades Globales
– Verdades Universales

Conversaciones con Dios 3


Conversaciones con Dios 4

Podría haber mantenido en privado este último diálogo, pero todo en mi interior gritaba: “¡No te atrevas!”. Con la distribución al público de una nueva transcripción, palabra por palabra, de mi más reciente conversación con Dios, siento que mantengo una promesa con Dios para hacer cuanto esté en mis manos para seguir colocando en el mundo la información más importante que me hayan entregado jamás: información que, como me ha sido demostrado, puede cambiar de manera positiva la experiencia cotidiana de millones de personas alrededor del planeta.

Pese al hecho de que las religiones más importantes del mundo afirman que la revelación divina de Dios a los humanos ha sucedido a lo largo de la historia, comprendo a la perfección si algunas personas sienten que un evento bendito como éste no ocurriría en la vida de una persona tan imperfecta y llena de fallas como yo.

No obstante, siempre he dicho que no soy yo, en lo singular, quien tiene conversaciones con Dios, sino todos nosotros, en plural, todo el tiempo. La mayoría de la gente lo nombra diferente.

Conversaciones con Dios 4


 95 vistas en total,  2 vistas hoy

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad