LOS ABBASIS MAESTROS DE LA MENTE

El pueblo de Abbisinia, viví­a en las montañas de SEMIEN al norte de La Gran HABISINIA (Eritrea, Sudan y Somalia), donde nace el Nilo Azul, vivían hace más de 8.000 años, en el interior de cuevas, aunque obtení­an los alimentos en los poblados cercanos y tení­an animales y no tení­an tesoros ni viví­an para los lujos, si no para aprender la sabidurí­a que ellos habí­an desarrollado y para practicarla.

Los Maestros Hab-baa-Ssi, dicen ser recogedores de los Conocimientos de los habitantes de Sirius (como el pueblo africano de los Dogones en Malí­).

En las Escuelas de Conocimientos de Hab y Ssinia, situadas en las montañas etí­opes, existen unas cuevas que contienen numerosos grabados en piedra. Enseñanzas de los Maestros de la Mente para los tiempos actuales.

“EL CONOCIMIENTO ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, NADIE TIENE EL DERECHO DE SECUESTRARLO Y SIEMPRE SE IMPARTIRA GRATIS”

Parte de este Conocimiento nos llegó a un grupo de personas en Sevilla el año 2001, gracias a Pedro de la Serna, Margarita Tuya y la Maestra Habasis MAERIAEN HAN-AMEC.

Imposible en esta entrada, transmitir todo las Enseñanzas recibidas durante más de 4 años, de manera gratuita.

“Los Dioses no existen, tan solo son seres poderosos venidos de los mundos lejanos de fuera de la Tierra, el conocimiento de estos hechos y de su intervención en la evolución del hombre, nos hacen libres del miedo que les tienen sus servidores”. (PLATÓN).

Los Hab-Baa-Ssi, enseñan en sus Escuelas del Conocimiento que aunque el destino del hombre esté en manos de los Dioses, es el Hombre el que tiene en su Interior, toda la capacidad (puesta por los Dioses), para conseguir llegar a la plenitud, y consideran que el final de la Evolución será una forma de vida inteligente, que no tenga dolores, ni enfermedades, que no envejezca, y que tenga una mente positiva y equilibrada.
En los Petrogramas, que conservan en sus cuevas, tienen información de que hace 170.000 Años, llegaron a la Tierra procedentes del espacio Exterior y lo cuentan así­:
“Llegaron de Orión un pueblo de Espí­ritus guerreros y conquistadores, llegaron y vieron que la Tierra no tení­a habitantes, y decidieron tomarla para su provecho, pero en su mirar cuando vieron a los Seres de Luz, no los tomaron como rivales y decidieron ignorarlos, y así­ llegaron con ejércitos, unos de gran tamaño y poder y al igual que ellos eran todos de energí­a, y los segundos eran unas radiaciones que se metí­an en el cerebro de todo ser vivo y hací­a que funcionara mal.

Llegó un segundo pueblo que habí­an venido al reclamo de la afluencia de los de Orión y al mismo tiempo a competir por el nuevo territorio, eran las Almas de las Pléyades.
Entre ambos ocurrió una gran guerra, y los de Orión derrotaron a los de las Pléyades y quedándose como dueños y -siguieron aniquilando todo signo de vida para poner a los suyos-.
Los Hab-Baa-Ssi, admiten que somos el producto de una manipulación genética efectuada en el pasado por tres pueblos extraterrestres: Unos procedentes de Orión, los Uros mandado por un jefe llamado “EL”.
Otros procedentes de las Pléyades con el pueblo de The-Atlas, mandado por un Jefe llamado AMMÓN.

Y un tercero y el más antiguo procedentes Aldebarán de Tauro, un pueblo llamado Oki con un Jefe llamado Haga, y todos modificaron a una raza terrestre llamada Hijos de la Luz, un pueblo salido de EA, Madre de la VIDA.
Los Uros, pueblo que vino de Orión, manipularon genéticamente el cerebro de unos animales parecidos a los actuales humanos, que eran muy numerosos y que habitaban en sitios llanos, al lado de rí­os y mares y construyeron en su cerebro un habitáculo lateral (el actual lóbulo izquierdo) y al lado de la glándula Pituitaria o Hipófisis, pusieron una semilla de sus propios hijos, los llamados Espí­ritus de Orión.

Son parásitos extra-terrestres que condicionan a las personas a ser violentos, agresivos, controladores, y que se imponen por la lógica, el miedo y el dolor, son seres de energí­a de alta vibración (Beta).
Ammón, Jefe del ejército del pueblo The-Atlas venido de Las Pléyades, dispuso que su gente hicieran lo mismo, poniendo en el cerebro de los que Orión habí­a manipulado, (tení­an entonces forma de Homínido) otro habitáculo lateral (el actual lóbulo derecho) y al lado de la glándula Epí­fisis o Pineal pusieron una semilla de sus hijos que se llaman las Almas de las Pléyades.
Su proceso es conseguir que el cerebro de la persona viva más lentamente, con pensamientos positivos de Contemplación, de Meditación, de Oración, que permite y facilita que el cerebro genere energí­a (Theta) su alimento, y que esta energí­a hace que los demás perciban paz y tranquilidad, en principio favorece la vida de la humanidad contrarrestando la acelerada actividad de los Espí­ritus de Orión.

En la imagen de la izquierda, se representa la posición aproximada, de cada uno de los habitantes que tenemos en el interior del cerebro, El ESPÍRITU y LA ALMA.

El Espí­ritu se alimenta de la energí­a que llega a la Pituitaria o hipófisis y que tiene la misma energí­a vibratorio que el cerebro Lógico, entre 7 y 40 Hercios y La Alma, se alimenta de la energí­a que llega a la Pineal o Epí­fisis y que tiene la misma energí­a vibratoria que la INTUICIÓN y que está entre 0,4 y 4 Hercios.
Los dos tienen vida genética, su forma de nacer en el hombre/mujer es por transmisión de los progenitores, es decir el espermatozoide del padre lleva en su interior a el Espí­ritu y la madre aporta a través de su ovulo a la Alma.

¿COMO HICIERON ESAS MANIPULACIONES?

Las hicieron en tres laboratorios, que montaron en varios lugares de la Tierra, todos con unas condiciones especiales, ya que los de Orión son seres acuáticos y los montaron el mar, en las desembocaduras de grandes rí­os, que al parecer aportaban, los elementos nutrientes necesarios, para el proceso.

Rí­o amarillo (China), Rí­o Misisipi (América del Norte) y la desembocadura de los rí­os Tigris e Éufrates (Irak-Irán).
Los laboratorios tení­an dos partes, una acuática (experimentando en animales marinos).
Otra en tierra firme, experimentando con animales terrestres.

Sus experimentos durando muchí­simos años e introdujeron su propia genética y produjeron, nuevas especies de animales.
Entienden y así­ lo enseñan, que el hombre actual, el fí­sico no es más que una acumulación de cuerpos uno dentro de otro, y así­ dicen que en el pasado, la forma de vida que era dominante en el Planeta era EA, la Madre Tierra y su forma es la MENTE, (Cuerpo mental de los Hijos de la Luz).

Los Hijos de la Luz, a su alrededor tení­a una forma esférica de energí­a que ellos mismos emití­an (el Aura).

¿QUIENES SON LOS SERES DE LUZ?

En el principio de los tiempos, tan solo viví­an en la Tierra los llamados Seres de Luz, y en toda la Tierra, existí­a armoní­a y un orden, pues del propio Planeta emanaba la energí­a necesaria para la vida, pero esto se vio truncado con la llegada del cometa de hielo, que introdujo una energí­a diferente, y que al fusionarse con la que tení­a el planeta, dio origen a que no pudieran vivir los que estaban antes.
Estos se refugiaron en ciudades llamadas de cristal en el interior de la Tierra, y así­ el exterior fue invadido por los llamados Cuerpos energéticos, o hijos del pueblo Oki venidos de Aldebarán de Tauro, a cuyo frente estaba Haga.

Los Hab-Baa-Ssi, enseñan que el hombre/mujer aparte de estos extraterrestre parásitos ( Los Espí­ritus de Orión y las Almas de las Pléyades ) tienen también un Cuerpo Energético, este es de energí­a que vibra en Alfa y que vive protegido por el Cuerpo fí­sico.
El cuerpo energético está contenido en el interior del cuerpo fí­sico, principalmente en el Sistema Linfático, el centro de control, donde está el poder de decisión, reside en el llamado en el cerebro, en la zona llamada cuerpo calloso, o rizoma, el cual de las cuatro partes que tiene, una de ellas controla el aura o radiación que produce el cuerpo energético, otra controla los órganos vitales (el Timo y el Páncreas ) otra de ellas controla los lóbulos del cerebro (la Lógica donde mora el Espí­ritu de Orión y la Intuición donde mora el Alma de las Pléyades).

Solo en el equilibrio de estos, el Cuerpo energético podrá tomar el control, y la última de ellas, la parte que establece la relación con el Ser de Luz llamado mente y que se encuentra en una glándula llamada SHAR, o Floral, por su forma de cáliz con ocho pétalos.
El Ser de luz o cuerpo mental, funciona con una energí­a que contiene una vibración denominada Delta, y no da manifestaciones de estar vivo nada más que en aquellas personas muy evolucionadas que hayan pasado por el desarrollo de la Intuición o parte femenina, y que luego hayan pasado por el equilibrio interior (entre la Lógica y la Intuición), llamado el Yo, y por último hayan trabajado en despertar la luz interior, llamado también el Yo superior.
Cuando se ha conseguido despertar al Ser de Luz o Yo superior, y vivir en la armoní­a interior, es cuando uno es verdaderamente un humano, viviendo en equilibrio los tres cuerpos, el fí­sico, el energético y el mental, y controlando las influencias de los dos parásitos internos, el Espí­ritu y el Alma.

EA, MADRE DE LA VIDA, también dispuso que para conseguir ser limpios de esos invasores tení­amos que realizar un proceso de identificación de nuestra genética, y para ello tendrí­amos que despertar y darnos cuenta que un dí­a fuimos seres de energí­a y luego en la primera evolución para poblar el planeta fuimos plantas, y luego en otra evolución fuimos animales, y cuando éramos plantas y animales llegaron los invasores extraterrestres e intentaron cambiar el curso de la evolución.
En los momentos que nos están llegando se están dando unas vibraciones energéticas, provenientes del exterior, que hacen que la Madre Tierra responda alterando sus propias vibraciones, y estas, la de la Madre Tierra, son las que nos van a permitir limpiarnos de los parásitos extraterrestres que tenemos dentro, y volver al camino natural de la evolución.

El próximo paso es sencillo es pasar de animal-hombre/mujer a humano, es decir alguien que con el poder de su mente, pueda superar las leyes de la materia y del mundo fí­sico, y que ese alguien forme una nueva raza viviendo con la de procedencia, y sin que en ningún momento se pueda producir un conflicto entre ambas, es pasar de sólido a energía, voluntariamente.

Que se sepa tan solo los Grandes Maestros lo han conseguido, y de forma temporal, con un gran esfuerzo y con la ayuda de los demás que le acompañaban en esos momentos, sin embargo El que ha de venir no necesitará a nadie para ser él mismo, y enseñará a los demás el camino para conseguirlo, será un Maestro y al mismo tiempo un hermano mayor.

PROFECÍAS HABASIS

“Los hombres, dominarán la Tierra en forma de Guerra y Economí­a, pero ellos serán dominados en su interior por el Orgullo y la Vanidad, tendrán varias formas de gobierno, pero en realidad será la misma; unos dirán que Democracia o poder del pueblo, pero éste, será manipulado por los más ambiciosos y la otra, será semejante, con reyes y familias poderosas. El hecho es, que unos pocos dirigen el control de muchos y a esto, algunos lo llamarán LIBERTAD. Desarrollarán armas terribles que seguirán probando, mintiendo sobre su existencia al pueblo, pero seguirán actuando en secreto, pues quieren tener el mayor poder, para dominar todo el Planeta, aunque son peligrosos, no son tan listos, tan solo les guí­a el Negativo que tiene dentro, el Orgullo y la Vanidad.
El Planeta sufrirá en silencio durante tiempo y tiempo y por sus bocas de fuego en ocasiones, saldrá su alimento. Pero llegará el dí­a en que todo el Planeta tiemble, pues su cambio de eje magnético se puede producir, y aunque no está cerca, los hombres lo han acelerado.
Llegarán tormentas de gran poder de destrucción, y todo aquello que no esté bien asentado en lugares rocosos y altos, fuera de su alcance, será destruido, no habrá cultivos, no habrá agua de beber, no habrá energí­a, tan solo para los que hayan guardado. Aquellos que vivan cerca de las grandes aguas, que se aparten y si viven ahora, que sepan que, tan solo los precavidos se salvaran y los necios dejaran la piel”.

Por Scientia.

 338 vistas en total,  1 vistas hoy

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad